Geomembrana XR-5® recubre granja de tanques de combustible para turbinas en el aeropuerto de Denver

Geomembrana XR-5® recubre granja de tanques de combustible para turbinas en el aeropuerto de Denver

Cuando el Aeropuerto Internacional de Dallas / Fort Worth abrió sus puertas en la década de 1970, se le llamaba el aeropuerto del futuro. Ese futuro es una realidad hoy, y el nuevo aeropuerto internacional de Denver se llama el aeropuerto del siglo  21  .  El aeropuerto internacional de Denver tiene una superficie aproximada de la mitad del tamaño de la ciudad de Denver y utiliza salas de hasta 1 km.  El aeropuerto con un costo de $ 2.7 mil millones de dólares  y una superficie de 137, 211,000 metros cuadrados representa una tecnología de última generación para la gestión del transporte aéreo con conciencia del medio ambiente.

El aeropuerto internacional de Denver sirve como aeropuerto central para dos transportistas comerciales, incluidas las instalaciones de mantenimiento y abastecimiento de combustible.  Seis tanques de almacenamiento, de acero, soldados, sobre la superficie, construidos en muros circulares de concreto (Figura 1) constituyen el   almacenamiento de combustible  .  Todos están equipados con la tecnología de recuperación de vapores Fase II diseñados para reducir las emisiones de COV en un 95 por ciento. Cada tanque tiene 26 metros de diámetro con una capacidad de más de 3 millones 785, 000 litros.

La granja de tanques se encuentra aproximadamente a 1. 6 km al norte de las áreas de la plataforma donde se realiza la recarga de combustible. Tuberías subterráneas transportan el combustible desde la terminal hasta los puntos de distribución, mientras que el combustible es llevado a la instalación a través de tuberías subterráneas propiedad de un contratista privado.

Instalaciones de contención secundaria

Un muro de  concreto de 1.5 metros de alto rodea al complejo de la terminal. Esta estructura cumple con los requisitos de 40 CFR 112, que piden un volumen de contención suficiente para mantener los contenidos del tanque más grande por un corto período de tiempo durante un fallo catastrófico del tanque. Se suministran diques interiores, de diseño y construcción similar a las paredes exteriores (concreto reforzado), como una técnica para minimizar la propagación del fuego, una práctica común.

Después de considerar el uso de concreto, arcilla, mantas de arcilla y geomembranas sin reforzar, se escogió una geomembrana sintética reforzada para cubrir las paredes de concreto y pisos de la zona de contención.

Se utilizó la geomembrana XR-5, un material de aleación de copolímero de etileno, fabricado por Seaman Corporation, en Wooster, Ohio, como la membrana de barrera del combustible.

Al seleccionar la geomembrana, las empresas consultoras Robert & Co., en Atlanta, y Frazier Engineering, en Denver, consideraron su resistencia al punzonamiento, al contacto prolongado con el combustible Jet A que se filtra (combustible de aviación comercial), y su expansión / contracción térmica.

La geomembrana recubre el piso de las áreas de contención para evitar fugas lentas o masivas que dañan el subsuelo y las aguas subterráneas.  La geomembrana había sido previamente probada sometiéndola a   contacto constante  con el combustible Jet A durante seis años y medio, sin presentar ningún daño o pérdida de resistencia .

La geomembrana presenta permeabilidad al combustible Jet A usando el método de prueba ASTM E 96 o ASTM D 814 a un nivel tan bajo como de 0.01 oz fluidas / pie cuadrado/día o expresado como un equivalente de la Ley de Darcy, de 1 x 10-12 cm/s. Los valores de permeabilidad equivalentes típicos para el agua son de 1 x 10-8 cm /s para el concreto y tan altos como 1 x 10-6 cm/s para arcillas compactadas, con poca sobrecarga, si están hidratadas.

Durante la instalación final, la geomembrana fue cubierta por una capa de concreto reforzado con malla como protección mecánica adicional, aunque muchos sistemas similares dejan toda la geomembrana expuesta.

La geomembrana también se instaló en el interior de las áreas de los muros circulares de concreto para tener un mejor monitoreo. El revestimiento se colocó debajo el tanque y se conectó con el muro circular usando una técnica estándar con tiras de madera , (Figura 2) que permite el acceso por debajo del revestimiento y reduce al mínimo los puntos de tensión.

Debido a que la geomembrana puede ser prefabricada y soportar los rigores de la instalación, cada revestimiento del tanque con la geomembrana de 26 metros de diámetro se instaló como una sola pieza sin soldaduras de campo en los seis tanques de almacenamiento de combustible.

Los puertos de monitoreo permiten la verificación constante de la integridad del piso del tanque. Debido a la dificultad para reparar una fuga lenta en el fondo del tanque, la resistencia a largo plazo de la geomembrana al producto almacenado es de suma importancia.

Por último, las galerías de tuberías están revestidas con la geomembrana (Figura 3). Esto representa un área de 33 metros de ancho con más de 9,300 metros cuadrados en los cuales extensos  sistemas de tuberías salen de la terminal de almacenamiento del combustible. Las zonas de tuberías fueron particularmente vulnerables a la perforación durante la instalación.

Instalación de la geomembrana

La complejidad de la construcción del aeropuerto internacional de  Denver es diferente a otros aeropuertos. Es el primer aeropuerto no militar para programarse totalmente en CAD. Más de 120 contratos de diseño se emitieron para todo el complejo, y más de $500,000 dólares se gastaron en el software de programación.

Un sistema de contención secundaria con mínimos requisitos para la instalación de campo fue crítico para el programa del proyecto completo. La geomembrana fue fabricada e instalada por Environmental Liners Inc., en Cortez, Colorado. Usando soldadura automatizada por radiofrecuencia, se fabricaron paneles de una sola pieza de hasta 29 metros de ancho y 1,672  metros cuadrados.

Los requerimientos totales  de soldaduras de campo fueron aproximadamente de 1,067 metros lineales,  para más de 51,000 metros cuadrados de geomembrana. Todas las soldaduras de campo se realizaron usando soldadura  térmica con aire caliente. Los requisitos de Aseguramiento de Calidad de Manufactura/de Calidad de la Construcción (MQA / CQA) incluyeron las hojas de fábrica, soldaduras de fábrica y pruebas destructivas de soldaduras de campo. Las pruebas no destructivas tanto para las soldaduras de  fábrica como soldaduras de campo, junto con las propiedades mecánicas del lote de fábrica, se incluyeron en el programa de vigilancia de Aseguramiento de Calidad de la Construcción (CQA.) Todas las soldaduras de campo se analizaron utilizando la técnica de la caja de vacío.

Finalización del proyecto

La instalación de la geomembrana se completó a principios de agosto de 1993. La aceptación final de la membrana se produjo inmediatamente después de su finalización.